Música Clásica online - Noticias, eventos, bios, musica & videos en la web.

Música Clásica y ópera de Classissima

Claude Debussy

viernes 28 de julio de 2017


Scherzo, revista de música

2 de junio

CRÍTICA / Profesionalidad y entusiasmo

Scherzo, revista de músicaÚbeda. Iglesia de Santo Domingo. 21-V-2017. XXIX Festival Internacional de Música y Danza Ciudad de Úbeda. Trío Arriaga. Obras de Schubert y Shostakovich. Úbeda. Auditorio del Hospital de Santiago. 27-V-2017. Orquesta Sinfónica de la Universidad de Berkeley. Dirección: David Milnes y Melissa Panlasigui. Obras de Berlioz, Cox, Debussy y Regucera. José Antonio Cantón leer más

Scherzo, revista de música

14 de julio

CRÍTICA / Sonorizado "pathos"

Granada. Patio de los Arrayanes de La Alhambra. 12-VII-2017. LXVI Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Javier Perianes, piano. Obras de Albéniz, Debussy, Falla y Schubert. José Antonio Cantón leer más




Ya nos queda un día menos

26 de mayo

Mis favoritos musicales (III): pianistas

Continúo con mi lista de favoritos hablando esta vez de pianistas, no sin antes recordar algo fundamental: nunca ha sido mi intención hacer un listado de “los mejores”, sino de “los que más me gustan”. Obviamente las dos cosas pueden coincidir, y seguro que a ustedes algunos de los nombres que alabo en esta serie les parecen de los más insignes que se han conocido en sus respectivos campos. Pero considero necesario hacer esta diferenciación porque establecer criterios para hablar de “los más grandes” resulta harto complicado. ¿Qué es lo que contaría más en el caso de los intérpretes? ¿La amplitud del repertorio, la cantidad de grabaciones geniales que tengan aunque sea en alternancia con otras mucho menos buenas, o por el contrario la capacidad para mantener un alto nivel sostenido aunque rara vez se roce el cielo? Se podría discutir muchísimo, así que mis preferencias subjetivas y personales son las únicas que cuentan. Claudio Arrau y Daniel Barenboim son mis dos pianistas de cabecera. Del chileno me quedaría, sobre todo, con las dos últimas décadas de su trayectoria: algo así como una especie de Giulini al piano: puro humanismo, pura cantabilidad, belleza a manos llenas sin el menor resquicio de narcisismo, elegancia ajena a toda afectación, poesía de los más altos vuelos, pero sin miedo ninguno a encresparse o a resultar desgarrado cuando corresponde. Su Schumann, su Chopin y su Liszt, incluso su Brahms, son de ensueño, como lo es también su Debussy. Aunque la verdad es que en cualquier repertorio que se le escuche, siempre da la impresión de que "tiene que ser así", tal es la mezcla de naturalidad, sinceridad y despojo de cualquier artificio que preside su arte. Un músico genial, inconfundible y digno de la más rendida admiración. En cuanto al de Buenos Aires, nos encontramos en un terreno distinto: más músculo que delicadeza, filosofía antes que delectación melódica, densidad tanto sonora como conceptual y una tendencia a poner de relieve los aspectos más visionarios de las partituras, aunque sea a costa de la heterodoxia estilística. Su arte no llega con tanta facilidad como el de Arrau, no seduce de manera tan inmediata. Hay que hacer un esfuerzo. Y también en él son las últimas décadas las más interesantes. Afirmar que está en decadencia me parece una muestra de ignorancia propia de los muy pedantes y malintencionados críticos dispuestos a machacarlo cada vez que viene a España. De hecho, pienso que su primera etapa, aquella de EMI en los años sesenta, es la que está un tanto sobrevalorada: cierto es que su manera de acercarse al hecho musical le sirvieron para ofrecer un Beethoven ya soberbio y para renovar de manera considerable el pianismo mozartiano, pero ni su sonido era tan variado, ni su fraseo tan flexible ni su imaginación tan desbordante como ahora, por no hablar de un temperamento en exceso monolítico que se ha ido atemperando para dar paso a esos otros aspectos en los que precisamente Arrau era el maestro: aunque menos bien de dedos que antes, en nuestros días Barenboim alcanza una perfecta síntesis entre dos maneras distintas de abordar la interpretación al piano. ¿Es casual que ahora interprete a Mozart, a Chopin y –sobre todo– a Schubert mucho mejor que antes? Desde luego que no. Obviamente, hay muchos más genios del teclado a los que admiro. Gilels y Richter me gustan muchísimo: el primero poseía un sonido de una fuerza descomunal, pero sabía cómo desplegar sutilezas a la hora de ofrecer un enorme Beethoven, mientras que el segundo, pesimismo hecho música, ofrecía un Schubert acongojante y brillaba asimismo en otros repertorios siempre que fuera capaz de controlar su temperamento un tanto demoníaco, cosa que no siempre ocurría. Asimismo, imposible no quitarse el sombrero ante la elegancia señorial de Rubinstein, los arrebatos felinos de Argerich, la pasión controlada de un Lupu o un Ashkenazy o la mezcla de belleza apolínea y garbo español de nuestra Alicia de Larrocha. Entre otras grandes figuras. Pasando a generaciones más jóvenes, Zimerman posee una técnica descomunal, diríase que insuperable, pero anda demasiado mal de la cabeza y solo nos ha dejado unas cuantas grabaciones rematadamente geniales. Kissin es otro virtuoso que, con aproximaciones mucho más temperamentales, menos analíticas que las del polaco, han sabido poner su colosal destreza al servicio de la música, no del exhibicionismo barato: ¡qué manera de descubrirnos el lado más negro de Chopin! ¿Y los que menos me gustan? Aquellos que buscan el aplauso de la manera más fácil, bien sea demostrando que son capaces de correr más que nadie aun a costa de pasar por las notas como una apisonadora, bien sea ofreciendo dosis de azúcar en grado extremo, bien sea intentando epatar con más excentricidades que nadie. Prefiero no decir nombres, porque algunos de estos señores y señoras –solo algunos– han demostrado también ser grandes artistas cuando quieren, pero el lector más o menos informado imaginará a quiénes me estoy refiriendo. Y, por descontado, incluyo en la lista de “menos preferidos” a ciertas glorias de otras épocas a las que el paso del tiempo ha puesto en su sitio. Tampoco aquí hace falta decir nombres, me parece.

Pablo, la música en Siana

25 de mayo

Contrasta2

Miércoles 24 de mayo, 20:00 horas. Teatro Jovellanos, Sociedad Filarmónica de Gijón, año 109, concierto nº 1.591. "Chopin' Chopin". Judith Jáuregui (piano), Pepe Rivero (piano), Georvis Pico (batería), Reinier Elizarde "Negrón" (contrabajo). Atractivo y valiente programa de hora y media literalmente sin descanso, donde dos jóvenes pianistas sin complejos afrontaron al siempre exigente Chopin desde dos visiones complementarias que terminan confluyendo. Jugando con el número dos y las palabras, contrasta2 pero no enfrenta2, comprometi2 y refina2, entreteni2 y decidi2, inspira2 e iguala2 como 2 enamora2 de la música de un polaco universal enamorado del piano como nuestros 2 intérpretes. Haciendo un paralelismo entre Velázquez y Picasso capaces de pintar unas meninas con la distancia que pone el tiempo, los lenguajes que evolucionan y se enriquecen, saboreando ambas obras nunca excluyentes sino complementarias, así fue este Chopin por partida doble en Gijón, un privilegio del que pocos han disfrutado en vivo, el de mi querida donostiarra -a la que sigo desde sus inicios- y el del admirado cubano -felizmente descubierto por Toni Zenet-, dos estilos llamados clásico y jazz en perfecta fusión, pues como decía el anuncio del concierto, "Dos pianos, dos orígenes, dos estilos. Un sólo alma", la música sin más, especialmente la buena, la que me gusta, omnívoro devorador de estas joyas y a un paso de la aldea por la autovía minera. Hay a lo largo de los años muchos acercamientos desde el jazz, la genuina música del pasado siglo, a la llamada música clásica, todos los compositores imaginables y en todos los formatos, bebiendo de ese mestizaje a ambos lados del océano, pero poder disfrutar de ambos en el mismo concierto es una apuesta arriesgada de la Sociedad Filarmónica de Gijón que registró una excelente entrada en el teatro del Paseo de Begoña, abierto al público en general con un precio único de 20 €. Algunos despistados, entrados en años, desconocían la causa de ver sobre el escenario una batería e incluso un amplificador, para el contrabajo, pero en cuanto comenzó a sonar el Chopin de los Preludios opus 28 alternando entre Jáuregui y Rivero se hizo la magia y fluyó la música, cercana, presente, delicada sin excesos de decibelios con la acústica perfecta del Jovellanos. Sin pausa y de la una al otro, en compañía del guantanamero Pico y del villaclareño Negrón (que sustituyó al madrileño Mario Carrillo) surgieron contrapuntos realmente coloridos, detallistas, acertados, de la vasca a los solos del cubano saltaron los preludios nº1 (fuerza en el arranque), nº4 (impresionantes todos), nº7 (delicias en pequeño formato), nº18 (profundo), nº20 (el dolor frente al color) y nº23 (cristalino y juguetón), encadenados además de sabiamente elegidos, inspirados e inspiradores, el original limpio de Judith y la reinterpretación de Pepe, ritmos y tiempos variados, danza interior y exterior, fusiones de fuerza y placer, arrebatos con remansos de baladas, un Chopin de acentos variados con una percusión completa de buen gusto más el contrabajo redondeando tímbricas y acentos. La Balada op. 23 nº 1 volvió a surcar dos mares, el Cantábrico y el Caribe, ambos llenos de matices y momentos, calma chicha y galeradas, tonos azulados con torbellinos y huracanes, confluyendo en ese Océano Atlántico que es Chopin, Judith navegando firme en el timón y relevada por º retomando a Rachmaninov y Gershwin, el jazz hecho un brazo de mar que todo lo empapa. España y Cuba reunidas al fin, Donosti cerca de la Francia chopiniana y Santa Clara verdadero centro interior de comunicaciones cubano e intercambio con los Estados Unidos desde cualquier puerto, malecón o cayo, el viejo y el nuevo mundo unidos por este par de talentos del piano. Transitando por la música de ida y vuelta, Judith Jáuregui le dio toda la elegancia de salón retomada por Pepe Rivero en trío, como si fuesen "los boleros de Chopin", la formación clásica llevada a la fusión, al jazz, escuelas europea y cubana de grandes pianistas como son la española y el cubano, femenino y masculino singularmente plurales. El baile de salón, valses o polkas con ritmos caribeños, chachachá y salsa como perfecta disculpa para disfrutar de la Mazurka op. 17 nº 8, la playa de La Zurriola o escaparse hasta Varadero, Donosti es Santa Clara con chirimiri, Santa Clara es Donosti con danzón, elegancia y desparpajo, vacación y vocación, luz y calor, Judith y Pepe dialogando en la intimidad desde una penumbra deslumbrante de alegría compartida entre la escena y el patio de butacas, complementándose y entregando por partida doble a un Chopin casi gaditano de La Habana con el "éxtasis" guipuzcoano. El huracán y la galerna, mar bravo con el Andante spianato - Gran Polonesa Brillante, op. 22, original y revisión, la orquesta reducida a un trío jugando con el Debussy más jazzístico, virtuosismo en estado puro al servicio de Chopin, savoir y sabor, vichyssoise y salsa, champagne y mojito, rape y habano, las excelencias del polaco más francés en manos de dos ciudadanos del mundo surcando mares sobre un navío de 88 teclas, bandera blanca y negra para todo un océano de color. Y faltaba el regalo del Mediterráneo, el Mare Nostrum de Mompou, las "Escenas de niños" con la luz de un Sorolla, la Cataluña europea fronteriza con los franceses capaz de tomar una habanera de Palafrugell y elevarla a un collar de perlas engarzado por esta donostiarra internacional, como su admirada Alicia de Larrocha, para regalarla a los tres cubanos "herederos" de Lecuona, entendiéndola como sólo ellos saben hacerlo. Un concierto para disfrutar en Gijón, capital de la Costa Verde, hoy puerto de amarre de dos marineros con su tripulación, capitaneados por el alma de Chopin.



Ópera Perú

12 de mayo

Javier Perianes presenta a Schubert en Lima

Daniel García Bruno El pianista español conversó con nosotros antes de su recital en Lima en el que presentará su mas reciente grabación dedicada a Franz Schubert.Por Gonzalo Tello (Ópera Perú)Javier Perianes ha recorrido el mundo en los últimos años, catapultando una carrera llena de elogios y ovaciones en los principales teatros del orbe. "Maestro" y "Una nueva referencia" son potentes elogios que ha recibido de la crítica especializada.Perianes visitó nuestro país en dos oportunidades en la última década, para interpretar los conciertos para piano y orquesta de Rachmaninov y Grieg. En este oportunidad llegará para ofrecer un recital en el cual se sumerge en la música de Franz Schubert, a través de su trascendente Sonata en Si bemol mayor, D. 960 y música de Falla y Albéniz.Ópera Perú celebra 10 años. Síguenos en Facebook y Twitter.Javier Perianes llegará a Lima para dar un recital este sábado 13 de mayo a las 7:45 pm en el Auditorio Santa Úrsula, dentro de la Temporada de Abono de la Sociedad Filarmónica de Lima. Las entradas están a la venta en Teleticket de Wong y Metro.Conversamos con el nuevamente, y nos comentó sus impresiones sobre este nuevo lanzamiento y sus ganas de volver a Sudamérica.¿Cómo surge el proyecto de grabar estas sonatas de Schubert?Surge hace varios años cuando grabamos las Piezas Líricas de Grieg en Berlín, después de grabar el concierto para piano, para que fueran juntas en el disco, y el pedido de la compañía (Harmonia Mundi) fue muy directo: Ellos querían un disco de sonatas de gran formato para piano. Yo ya había grabado sonatas de Beethoven en torno al Moto Perpetuo, sugerí a Brahms pero ya las habían hecho con otro pianista. Nunca se me había ocurrido Schubert porque ya habían muchas grabaciones hechas de otros colegas, pero finalmente ellos fueron quienes lo pidieron. Escogí la última, la D. 960, una de las cimas de la música schubertiana, y la acompañamos por la D. 664, una sonata en menor dimensión y densidad, y nos pareció a todos que era una buena idea. El disco ha salido hace un mes, y me acabo de dar cuenta que fue la misma combinación de obras que sacó hace muchos años uno de los grandes schubertianos, como es Radu Lupu. Ha sido pura casualidad. Yo he tocado mucho a Schubert en los últimos años, así que la relación ha sido muy natural. No ha sido que tengo que meterme en un universo que desconozco, ha sido como jugar en parte en casa. Vamos a ver si gusta o no gusta, pero hemos puesto la ilusión y el alma en ella.¿Cómo describes cada sonata, la D. 664 y la D. 960?A mi hablar de música cada vez me cuesta mas, porque me cuesta trabajo en tres o cuatro frases resumir lo que es un universo tan extraordinario como este. Por hacerlo fácil, la 664 es una obra de un Schubert mucho mas joven, claro, hablar de un señor que muere con 31 años relativiza todo el discurso, pero es cierto, es una obra mas galante, muchísimo menos elaborada, temáticamente mucho mas sencilla y asumible por parte del espectador, la duración gira en torno a los 18 minutos. Solo el primer movimiento de la 960 dura 20. Entonces es una obra mas clásica, de una factura muy elegante, donde se dan la mano el clasicismo y el romanticismo de una manera mucho mas inocente. En la 960 hablamos de una obra casi testamentaria, de un Schubert que a las seis semanas fallece, una obra monumental en torno a los 45 minutos, con un primero de 20 y luego con dos movimientos finales optimistas luego de ese sentimiento fúnebre que deja el segundo. Son cuatro movimientos extraordinarios que conforman una de las cimas del piano clásico romántico, porque en Schubert siempre cabalga entre esos dos mundos.Schubert es parte del programa de esta gira que te trae nuevamente a Sudamérica...Si, en todos los conciertos tocaré la sonata D. 960, escoltada por una pequeña obra de unos siete minutos que sirve como una especie de aperitivo que es el Allegretto en Do menor, que creo que introduce muy bien a la Sonata en Si bemol mayor. Ese será el Schubert que es escuche en Latinoámerica. No solo las giras son intensas en los últimos años, sino también veo que las grabaciones. Se ha grabado mucho con Harmonia Mundi obras de diversos compositores, especialmente españoles. A pesar de que esta música es universal, siempre tiene un valor agregado al ser tocada por un español.Te confieso, yo no siento ninguna obligación como español a grabar música española, pero tampoco te puedo engañar, es una música muy cercana. Pero la siento igual de cercana que la puede sentir un peruano. Y lo digo con el convencimiento de que hay pianistas e intérpretes peruanos, argentinos, alemanes, ingleses, o de cualquier nacionalidad que pueden defender la música española de la misma manera o mejor que yo. Como tu bien has dicho, creo que es una música que forma parte del repertorio internacional también. Si es cierto que la música española, desde que empecé a grabar con Harmonia Mundi con Mompou, luego el de Vasco de Nebra, De Falla, otro dedicado a Turina y Granados con quinteto, y este último, que se dedicó a la música de Falla parcialmente con Estrella Morente, no siento obligación sino verdadera devoción, porque es música en la que confío. Esto mezclado con otros compositores, como este a Schubert, el próximo dedicado a Bartók, Ravel, Debussy, así que mezclo música del repertorio internacional con música en la que profundamente creo. Usted podrá escuchar esta entrevista y algunas de sus grabaciones este viernes 12 a partir de las 6:00 pm en el programa "Novedades Musicales" de Radio Filarmonía 102.7 FM. También podrá escuchar por internet en www.filarmonia.org.Javier Perianes, pianoSábado 13 de mayo, 7:45 p.m. Auditorio Santa Úrsula - Av. Santo Toribio 150, San Isidro.Programa:Franz Schubert: Allegretto en Do menor D. 915 / Sonata en si bemol mayor No. 21 D. 960.Manuel de Falla: Homenaje “Le tombeau de Claude Debussy” / El amor brujo, suite para piano / Pantomima / El Aparecido. Danza del Terror /  El círculo mágico- A medianoche / Danza ritual del fuego.Claude Debussy: La soirée dans Grenade (Estampas) / La puerta del vino (Preludio-Libro II) / La sérenade interrompue (Preludio-Libro I)Isaac Albéniz: El Albaicín (Suite Iberia).

Ópera Perú

5 de mayo

Javier Perianes vuelve en recital

© Daniel García BrunoPianista español ofrecerá un concierto el sábado 13 de mayo como parte de la Temporada 2017 de la Sociedad Filarmónica de Lima. Presentación forma parte de una gira con motivo lanzamiento de su nuevo disco. (Difusión SFL) La Sociedad Filarmónica de Lima (SFL) se complace en anunciar la presentación del virtuoso pianista español Javier Perianes en un concierto que se llevará a cabo el sábado 13 de mayo a las 7:45 p.m. en el Auditorio del Santa Úrsula.Descrito por el prestigioso diario The Telegraph como "un pianista de impecable y refinado gusto, dotado de una extraordinaria calidez sonora", Perianes llegará a nuestro país para ofrecer una única presentación como parte de la Temporada de Abono 2017 de la SFL y en el marco de una gira que el pianista viene realizando por América del Norte y Sur que coincide con el reciente lanzamiento de su nuevo disco dedicado al compositor Franz Schubert.© Josep Molina"Schubert ocupa la primera mitad del programa de mi recital", señala Javier Perianes. "Mi relación con su música comenzó cuando yo era muy joven... Hay tanta profundidad y personalidad en la Sonata en si bemol mayor, así como en la Sonata de piano en la mayor. Estas piezas hablan directamente al corazón. Con frecuencia estas piezas contienen la esencia de la música, sin ornamentos ni nada que distraiga de su pureza." La segunda mitad del programa es una combinación de un homenaje de Debussy a la música española y obras de Falla y Albéniz, que permiten explorar las conexiones entre los compositores."La carrera internacional de Javier Perianes abarca cinco continentes con conciertos que lo han llevado a algunas de las salas más prestigiosas del mundo como el Carnegie Hall de Nueva York, Barbican, Royal Festival Hall y Wigmore Hall de Londres, Philharmonie and Théâtre des Champs-Élysées de París, Philharmonie de Berlín, Musikverein de Viena, Concertgebouw de Ámsterdam, Philharmonic Hall de San Petersburgo, Great Hall del Conservatorio de Moscú y Suntory Hall de Tokio. Asimismo, ha trabajado con maestros como Daniel Barenboim, Charles Dutoit, Zubin Mehta, Lorin Maazel, Yuri Temirkanov, Sakari Oramo, Juanjo Mena, Vladimir Jurowski y Vasily Petrenko, entre otros. La discografía de Perianes, artista exclusivo del sello Harmonia Mundi, es extensa. Abarca desde Chopin, Schubert, Debussy, Mendelssohn y Beethoven hasta Granados, Falla, Turina, Blasco de Nebra y Mompou. Ha sido unánimemente elogiado por la crítica y ha obtenido los premios Choc de la revista Classica, Editor´s Choice de Gramophone y Maestro de la revista Pianiste.Venta de abonos y entradas en Teleticket de Wong y Metro.Javier Perianes, pianoSábado 13 de mayo, 7:45 p.m. Auditorio Santa Úrsula - Av. Santo Toribio 150, San Isidro.Programa:Franz Schubert: Allegretto en Do menor D. 915 / Sonata en si bemol mayor No. 21 D. 960.Manuel de Falla: Homenaje "Le tombeau de Claude Debussy" / El amor brujo, suite para piano / Pantomima / El Aparecido. Danza del Terror /  El círculo mágico- A medianoche / Danza ritual del fuego.Claude Debussy: La soirée dans Grenade (Estampas) / La puerta del vino (Preludio-Libro II) / La sérenade interrompue (Preludio-Libro I)Isaac Albéniz: El Albaicín (Suite Iberia).

Claude Debussy
(1862 – 1918)

Claude Debussy (22 de agosto de 1862 - 25 de marzo de 1918) fue un compositor francés. Junto con Maurice Ravel , fue una de las figuras más prominentes que trabajaron en el campo de la música impresionista , aunque a él mismo no le gustaba este término cuando se aplicaba a sus composiciones. Debussy es uno de los más importantes compositores franceses, y una figura central en la música europea de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Fue nombrado Caballero de la Legión de Honor en 1903. Su música se caracteriza por su componente sensorial y por cómo se distancia de la tonalidad. A menudo el trabajo de Debussy refleja las actividades o las turbulencias en su propia vida. Su música define prácticamente la transición de finales de la música romántica hasta el 20 de siglo de música modernista. En los círculos literarios franceses, el estilo de este periodo fue conocido como el simbolismo , un movimiento del que se inspira directamente Debussy, tanto como compositor, como participante activo cultural.



[+] Mas noticias (Claude Debussy)
14 jul
Scherzo, revista ...
2 jun
Scherzo, revista ...
26 may
Ya nos queda un d...
25 may
Pablo, la música ...
19 may
Esfera Wordpress
12 may
Ópera Perú
5 may
Ópera Perú
1 may
Esfera Wordpress
29 abr
Pablo, la música ...
27 abr
Ya nos queda un d...
17 abr
Pablo, la música ...
9 abr
Esfera Wordpress
8 abr
Ya nos queda un d...
4 abr
Ópera Perú
30 mar
Scherzo, revista ...
27 mar
Scherzo, revista ...
17 mar
Pablo, la música ...
7 mar
Ya nos queda un d...
7 mar
Pablo, la música ...
2 mar
Ópera Perú

Claude Debussy




Debussy en la web...



Claude Debussy »

Grandes compositores de música clásica

Piano Clair De Lune Syrinx Impresionismo La Mer Preludio A La Siesta De Un Fauno

Desde enero del 2009 Classissima ha facilitado el acceso a la música clásica y ha expandido su público.
Classissima ayuda tanto a aficionados como a expertos de la música clásica en su experiencia con la internet.


Grandes directores de orquesta, Grandes intérpretes, Grandes cantantes de ópera
 
Grandes compositores de música clásica
Bach
Beethoven
Brahms
Chaikovski
Debussy
Dvorak
Handel
Mendelsohn
Mozart
Ravel
Schubert
Verdi
Vivaldi
Wagner
[...]


Explorar 10 siglos de la música clásica...